Reflexión diaria

Enero

   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   



Devocionales

Más reflexiones

.... cada día tiene su razón de ser Ver

¡DECIDE CON JESÚS!

"Pero la sabiduría hace más fáciles los trabajos. Es muy difícil cortar con un hacha sin filo, pero si se le saca filo, el trabajo es más fácil. Las cosas se hacen bien si se hacen con sabiduría.
- Eclesiastés 10:10 PDT

La vida nos trae épocas malas y buenas, tiempos de mucha alegría o dolor, no podemos escapar a ellos, pero sí podemos prepararnos para afrontarlos. Debemos estar conscientes de esta verdad, pues ya fuimos advertidos través de su palabra “Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo” Juan 16:33 (NTV).

¿Seguirás siendo necio?

Este versículo, nos recuerda que tenemos la posibilidad de decidir que reacción tendremos frente a los problemas, y es allí donde reside la sabiduría. Sin ella las decisiones y las circunstancias se harán más difíciles.

No podrás evitar las dificultades, pero sí tienes la capacidad de controlar tu reacción cuando estés en medio de ellas. Puedes tener la sabiduría de Dios que hará más fácil tomar decisiones y más ligera tu carga.

Punto de acción

No importa los tiempos malos y tristes que estés pasando aún puedes disfrutar de la paz y el gozo que solamente Dios puede dar ¡Tú decides!

AL CAMBIAR TU FORMA DE PENSAR CAMBIAS TU VIDA

 “NO OS CONFORMEIS A ESTE MUNDO, SINO TRANSFORMAOS POR MEDIO DE LA RENOVACION DE VUESTRO ENTENDIMIENTO...” 
- Romanos 12:2

A veces intentamos excusar nuestra negatividad diciendo: “No es más que una idea, no tiene gran importancia”.
Pero si dejamos que nuestros pensamientos vaguen libremente por la mente, pueden “echar raíces” y crecer hasta convertirse en lo que la Biblia llama “fortalezas(2 Corintios 10:4). Cuando cobran fuerza comienzan a controlar tu mentalidad, tu actitud y tus acciones. Por eso la Biblia nos dice: que cambiemos nuestra forma de pensar, por nuevas ideas y actitudes.

Quizás cultivas pensamientos tales como: "que ya no puedo soportar más, si viene otra prueba voy a sobrepasar el límite de mis fuerzas o que si las cosas no cambian dentro de poco saldré corriendo".           

       Esta forma de pensar te hará vivir derrotado incluso antes de tener problemas. Pensar que vas a sobrepasar el límite de lo que puedes aguantar o que vas a abandonar no te aporta fuerza, capacidad ni victoria. Esas son actitudes perdedoras, no ganadoras. En lugar de eso, deberías pensar: “Si el golpe es tan fuerte, entonces la bendición que vendrá después será aún más grande” o incluso: “Si Satanás me está atacando así de fuerte, ¡Dios debe de tener reservado algo bueno para mí!”.

Aplicación:

Conviértete en alguien que esté preparado espiritual, emocional y mentalmente para cualquier desafío que se presente en el camino, y no te desanimes ni te rindas con facilidad. Eso se consigue mediante “la renovación de tu entendimiento” con la Palabra de Dios.

Hoy decide en el nombre de Jesús exponerte a la transformación que el E.S. quiere hacer en tu manera de pensar

DESAYUNA CON JESÚS

"Simón Pedro les dijo: —Voy a pescar. Ellos le dijeron: —Nosotros vamos contigo. Entonces fueron y subieron en el bote, pero no pescaron nada esa noche. Ya era de mañana cuando Jesús vino y se paró en la orilla, pero los seguidores no sabían que era él. Entonces Jesús les preguntó: —Muchachos, ¿tienen pescados? Ellos le contestaron: —No. Jesús les dijo: —Lancen la red por el lado derecho del bote y encontrarán algunos. Así que la lanzaron, pero no pudieron subirla al bote porque tenía muchos peces."
- Juan 21:3‭-‬6 PDT

¿Alguna vez te has desanimado al punto de querer abandonarlo todo?

Esto le sucedió a los discipulos de Jesús. Después de verlo morir en la cruz, algunos volvieron a las actividades de dónde Él los había llamado. La mayoría eran pescadores, así que volvieron a sus redes.
¿Qué hizo Jesús?
No los desechó. Los buscó y se manifestó a ellos.

Muchas veces tu estado de ánimo es el resultado de la pérdida de algo que consideras valioso, sea esto, un ser querido, un empleo o simplemente el tiempo que pasa y nunca vuelve atrás. Jesús permitió que sus discípulos experimentaran la frustración y la falta de resultados. ¿Para qué?

* Para que aprendas a superar los obstáculos que se te opongan, al igual que tus terribles caídas: "Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; Mas los impíos caerán en el mal." - Prov 24:16 RVR 1960

* Para que aprendas a enfrentar “la autocompasión”. “Sentir lastima por ti mism@”, es una emoción destructiva que te lleva a verte como víctima de la situación, y no asumir tu responsabilidad. Cuando te dejas llevar por la autocompasión pierdes los deseos de luchar y te hundes en una profunda depresión.

* Que presupuestes que cometerás errores, tendrás caídas, fracasarás, y sin embargo aprenderás que la fe se perfecciona. Y que necesitas apropiarte de las promesas que Dios te ha dado y obrar conforme a ellas, si quieres ver cambios en tu vida.

Punto de acción

"Cuando llegaron a tierra, vieron encendida una hoguera hecha con carbón. Había pescado y pan encima. Jesús les dijo: —Traigan algunos pescados de los que acaban de pescar. Simón Pedro fue al bote y arrastró la red llena de pescados: ciento cincuenta y tres. Aunque estaba muy pesada, no se rompió. Jesús les dijo: —¡Vengan y desayunen! Ninguno de los seguidores se atrevió a preguntarle quién era, pero sabían que era el Señor." - Juan 21:9‭-‬12 PDT

TU FAMILIA DEBE CRECER EN GRACIA

Quisiera que vieras este gran video. Dime qué piensas de él.
Ver video completo

Cuando Jesús nació José y Maria presentaron a Jesús en el templo según tenian por costumbre, y Permitian que desde pequeño Jesús se llenara del conocimiento de Dios, para que creciera en gracia y en estatura delante de Dios y de los hombres, muchas veces creemos que llevar a nuestros hijos pequeños a la iglesia no sirve de nada, pero la verdad es que es el momento mas importante, debemos hacer el esfuerzo para que desde pequeños nuestros hijos crezcan en principios, pero deben ser reforzados en casa con nuestro ejemplo.
  • 1. Como puedes ser de ejemplo en tu casa para tus hijos?
  • 2. En que debes ponerte deacuerdo con tu espos@ para que los hijos crezcan más en el conocimiento de Dios?
  • 3. Que día van a sacar en familia para orar juntos?

LO QUE REALMENTE CUENTA

"(Abram) Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia."
- Génesis 15:6

El mundo se podría clasificar fácilmente en dos tipos de personas, los que suman y los que restan.

¿Cuál podrías ser tú?

Abram, un hombre de edad avanzada, tiene un encuentro con Dios y es llamado a cumplir un nuevo propósito de vida; Él decide creer y obedece a Dios de inmediato, como solía hacerlo y lo demuestran los relatos de Génesis (12:1-5) (17:13,23) (22:1-3).

El creyó y se hizo acepto ante los ojos de Dios; antes no contaba, pero ahora suma y pronto su historia personal se convierte en una familiar, luego una regional y finalmente mundial. Abram definitivamente estaba sumando.

“Abram creyó al Señor, y por eso el Señor lo aceptó como justo” Génesis 15:6 DHH

Al creer Abram se hizo “visible a los ojos” de Dios, pues fue contado por justo, es decir, él antes restaba, era uno menos para Dios, pero luego fue uno más y luego muchos más.

Si, Abram nos puede enseñar que la gente que realmente suma es la que cree, la que cree en su familia, en sus hijos, en su trabajo, en su nación, pero sobre todo la que cree en Dios.

Punto de acción

Posiblemente hoy te sientas agotado, que no quieras seguir creyendo y buscando obedecer más a Dios.

v Pero es ahí (como Abram) donde has perdido aparentemente tu vigor y el miedo te limita, donde vas a ver actuar al Señor Todopoderoso.

“Después de esto, el Señor le habló a Abram en una visión y le dijo: —No tengas miedo, Abram, porque yo soy tu protector. Tu recompensa va a ser muy grande” Génesis 15:1

Cree y suma

MI CORAZÓN ENTONA LA CANCIÓN

“Se le dio autoridad, honra y soberanía sobre todas las naciones del mundo, para que lo obedecieran los de toda raza, nación y lengua. Su gobierno es eterno, no tendrá fin. Su reino jamás será destruido”.
- Daniel 7:14

¿Hay un área particular de su vida donde le gustaría tener más poder y control?
Ya sea debido a un evento que altera su vida o las molestias diarias que enfrentas sin ser el causante de ellas, pero que no podemos impedir; y ante esta realidad se confronta nuestra falta de soberanía. El hecho de que no tenemos mucho control de nuestra vida cotidiana puede intimidarnos y frustrarnos. No estoy seguro acerca de cuántos de nosotros nos inclinaríamos a entonar aquella canción ‘Cuán Grande es Él’ cuando las cosas no están saliendo como esperamos.

Por el contrario, generalmente estamos tentados a responder de las siguientes maneras:
  • 1. Buscaremos tener más Control
    Una parte vital de nuestro llamado como portadores de la imagen de Dios es ser buenos administradores de las áreas donde él concede responsabilidad. Sin embargo, hay una restricción racional al poder y control que distribuye el creador a su creación finita y errónea
    “que las naciones sepan que no son más que seres humanos” -Salmo 9:20
  • 2. Buscaremos más Comprensión
    No es un pecado desear comprender; la racionalidad es un regalo para desarrollar. Pero, tenemos que aceptar que las razones de lo que Dios hace en nuestras vidas, no encajan en nuestra limitada capacidad humana, y nunca será completamente revelado
    “¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!” Romanos 11:33
  • 3. Cuestionaremos la bondad, sabiduría y amor de Dios
    El Señor permite en nuestras vidas cosas dolorosas y difíciles de soportar. En esos momentos, se lucha entre condenar a Dios o confiar en el amor de aquel que entregó su vida por nosotros.
    “Todos contarán la historia de tu maravillosa bondad” - Salmo 145:7
  • 4. Envidiaremos la vida de otras personas
    A veces, nos sentimos como si Dios se ensañara sobre nosotros, cuando la persona a nuestro lado parece ser bendecida con facilidad. ¿Ustedes nunca llegaron, como yo, a pensar que somos mejores que el otro?
    “Pero por la gracia de Dios soy lo que soy” 1 Corintios 15:10


  • PUNTO DE ACCIÓN

    ¿Han respondido en cualquiera de estas maneras recientemente?
    ¿Cómo debemos responder?: Correr a Dios y no de Él.
    Corra al Señor con sus preguntas, dudas, confusión y miedo. Él Le ama; no le dará la espalda.
    Lo que quiere es que crezcas en la fe y descanses en Él. Quiere recordarte que él está en control, por lo que en esos momentos cuando te enfrentes con tu falta de control, o cuando la vida parece fuera de control, descanses.



SEGURO

"Toda palabra de Dios es perfecta y Él da seguridad a los que lo buscan. Así que no trates de cambiar lo que Dios dice porque Él te castigará y demostrará que eres un mentiroso."
- Proverbios 30:5‭-‬6 PDT

¿Dónde buscas seguridad? ¿Qué te hace sentir confiado?

Todos necesitamos experimentar seguridad. Sin embargo esta necesidad puede ser exacerbada hasta llegar a producir ansiedad y preocupación, cuando la buscamos en el lugar, las circunstancias o persona equivocada.

¿Cuando te sientes seguro?
  • 1) Cuando sabes que la persona en la que confías te puede ayudar cuando lo necesites: "Sólo en Dios descansa mi alma, es el único que me puede rescatar. Sólo él es mi roca y mi salvación; como él es mi refugio, no seré derrotado." - Salmo 62:1-2 PDT
  • 2) Cuando sabes que puedes expresar lo que sientes o vives, sin sentirte amenazado: "Confíen siempre en Dios, cuéntenle todos sus problemas, Dios es nuestro refugio. Selah." - Salmos 62:8 PDT
  • 3) La seguridad es el resultado de sentirse protegido y amado: "Dios dice que hay sólo una cosa en la que realmente podemos confiar, y yo lo creo: que la fortaleza viene de Dios y que tú, Señor, tienes fiel amor; tú le pagarás a la gente conforme al bien o al mal que hayan hecho." - Salmos 62:11‭-‬12 PDT
Punto de acción

"No te enriquezcas mediante la extorsión y el robo. Y si tus riquezas aumentan, no pongas en ellas tu corazón." - Salmos 62:10 NBD

¿CONFUNDIDO?

"Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero. Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho."
- S.Juan 12:44‭, ‬46‭-‬50 RVR1960

Realmente la confusión es un conflicto interno que no se resuelve porque la duda y el temor toman el lugar que le corresponde a Dios.

¿Qué es lo que ocasiona el conflicto?
  • 1) No creer en el amor de Dios: "Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió;.." - Juan 12:44
  • 2) No creer en lo que Jesús dice: " Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas." - Juan 12:46
  • 3) Rechazar u oponerse a Dios: "El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero." - Juan 12:48
Punto de acción

Si no quieres andar confundido, tienes que tomar la decisión de obedecer a Dios: "Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz." - Juan 12:36

¿PREOCUPADO?

"Respetar al SEÑOR conduce a la vida, uno se siente contento y no se preocupa por nada."
- Proverbios 19:23 PDT

A veces suena extraño encontrar una persona que no se preocupe por nada, o fuera de lo normal que puedas sentirte asi. Sin embargo no sólo es posible, sino que es un regalo para aquellos que deciden obedecer a Dios y poner su confianza en él.

¿Cómo tratar efectívamente con la preocupación?

Primero: Presenta al Señor en oración lo que te inquieta. Entrégale no sólo tus pensamientos, sino también tus temores: "Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes." - 1 Pedro 5:7 (ver: Filipenses 4:6).

Segundo: Recuerda cómo ha obrado Dios en el pasado. Esto te ayudará a enfocarte en el caracter y el poder de Dios, y apartarte de un pensamiento negativo e incrédulo: "Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de él procede nuestra fe y él es quien la perfecciona." - Hebreos 12:2 (ver: Filipenses 4:8-9)

Tercero: Obedece lo que Dios dice. Combate la preocupación con la obediencia y la confianza en las promesas de Dios: "Por tanto mediten en el ejemplo de Jesús, quien sufrió tanta contradicción de parte de los pecadores; por eso, no se cansen ni se desanimen." - Hebreos 12:3

Punto de acción:

"Moisés les dijo [al pueblo]: "No tengan miedo. Sólo quédense quietos y observen cómo el Señor los rescatará hoy." - Éxodo 14:13

¿QUÉ HACE LENTA TU CARRERA?

“...Corramos sin fallar la carrera que tenemos por delante. Quitemos de nuestra vida cualquier cosa que nos impida avanzar, especialmente el pecado que nos hace caer tan fácilmente” 
- Hebreos 12:1 PDT

¿Qué te está haciendo aminorar la marcha o tropezar?

En la vida no hay más que una carrera, así que corre para ganarla.

Para evitar tropezar y perder tu lugar en ella, no mires atrás. No puedes cambiar el pasado, aunque sí debes aprender de él. No te angusties por la siguiente vuelta, simplemente fíjate en el siguiente paso. Si no lo haces, tal vez caigas y no puedas volver a levantarte. Sigue adelante y muy pronto habrás hecho más vueltas de las que te esperabas. Haz que cada vuelta cuente.

                  Muchos de nosotros llevamos el peso y la preocupación de nuestras cargas.
Desperdiciamos nuestras fuerzas apagando fuegos que si los dejáramos solos se extinguirían solos. El tiempo es nuestro recurso más valioso. Aprovéchalo, y así aumentarás lo positivo y disminuirás lo negativo. Viaja ligero. Deshazte del bagaje de tus hábitos perjudiciales y de tus temores infundados.
 
                  La vida ya tiene bastantes pruebas difíciles;  ¿por qué soportar aquellas de las que te puedes liberar? Cuando el ciego Bartimeo oyó que Jesús pasaba cerca, arrojó su capa para no tropezar y corrió hacia Él. Y su fe fue recompensada: “...Al instante recobró la vista, y seguía a Jesús...” (Marcos 10:52).

Reflexiona en oración: 

Nunca sabrás cuánto puedes triunfar, hasta que te deshagas de las cosas que te estorban y te hacen tropezar.

¿De qué te tienes que deshacer?

LA FAMILIA UN PLAN DE DIOS

Quisiera que vieras este gran video. Dime qué piensas de él. (hasta min 2:45)


La familia es y será siempre un sueño que nacio del corazón de Dios, Él creo la familia y la establecio desde el mismo momento en que vió la necesidad de Adan y creo a Eva, para que se amaran y se complementaran, como resultado de amar a Dios, pero que vemos las consecuencias cuando no contamos con Dios, por eso Dios en su amor diseñó un plan para volver a restaurar esa amistad entre los tres.
  • 1. Crees que tu familia es un regalo que Dios te dió, como se la dió a Adan?
  • 2. Que pasa cuando nos desconectamos de Dios y como pareja?
  • 3. Crees que Dios puede salvar tu familia como lo hizo con Adan y Eva?

 

¿Tiene alguna resolución de año nuevo?


Para obtener una perspectiva adecuada, comencemos por considerar quién sería el mejor guía. Dios es omnisciente y eterno. Va más allá del tiempo. Sabe absolutamente todo acerca de las personas y las situaciones. Es todopoderoso y soberano. Como nuestro creador, no solo tiene derecho a gobernar todo lo relacionado con el cielo y la tierra, sino también tiene poder ilimitado para lograr lo que desea.

Ahora reflexione en cuanto a su capacidad para guiar su propia vida. ¿Cómo se compara su conocimiento con el de Dios? ¿Qué tan lejos puede ver el futuro con precisión? ¿Qué tipo de control tiene usted sobre los eventos del mundo, su trabajo, su familia, su iglesia o, incluso, de su propia vida?

El guía a elegir debería ser obvio, y en teoría, seguir a Dios es el deseo de todo cristiano. Sin embargo, nuestros impulsos y razonamiento humano son a veces tan fuertes que nos olvidamos de Dios y seguimos adelante sin siquiera pensar en Él

Para ayudarnos a aprender el valor de hacer las cosas a la manera de Dios, veamos dos episodios diferentes en la vida de Moisés. Él nació durante el tiempo de esclavitud de Israel en Egipto (Ex 2). Aunque era hebreo, fue criado por la hija de Faraón como su hijo. Tuvo toda la educación, la riqueza y el reconocimiento de la casa real, pero él sabía que era hebreo. Un día vio a un egipcio golpeando a un hebreo y reaccionó, al defenderlo, mató al egipcio y lo enterró secretamente en la arena.

En este primer ejemplo, Moisés trató de remediar la situación a su manera. Al examinar cómo respondió, podemos ver sus errores y evitar repetirlos. El problema de Moisés comenzó cuando se centró en el problema del momento, y no vio el panorama general, lo cual le impulsó a actuar con ira, confiando en su propio razonamiento y fortaleza. Trató de arreglar la situación de un ciudadano, y ese método, esa acción no ayudó en nada al pueblo de Dios. Matar a los egipcios, uno por uno, no liberaría jamás a su pueblo.

Pero Dios no había terminado con Moisés y le dio una segunda oportunidad para hacer las cosas de acuerdo a su divina voluntad (Ex 3–12). Se le apareció a Moisés en una zarza ardiente y le encargó que fuera a Faraón y sacará de Egipto al pueblo de Israel. A pesar de los sentimientos de inferioridad y temor, Moisés obedeció.

Esta vez, Moisés actuó por un mandato divino en lugar de un impulso. Actuó en el tiempo de Dios, confiando en su provisión para cumplir su voluntad. Como resultado, fue testigo de una demostración asombrosa del poder del Señor que envió diez plagas a la tierra de Egipto y en la huida, dividió el mar Rojo para permitir que los israelitas escaparan de sus captores (Ex 14).

Ahora piense en lo que Dios podría hacer en usted si lo siguiera. Proverbios 3.5 nos dice que confiemos en el Señor y no en nuestra propia prudencia. En su Palabra, Él nos ha dado mandamientos, principios y ejemplos para vivir según su voluntad. También tenemos acceso directo a Dios a través de la oración y del Espíritu Santo que mora en nosotros, y nos guía y capacita para obedecer.

Si confiamos en los recursos que Dios ha provisto, Él dirigirá nuestros pasos, nos dará la paciencia para esperar por su tiempo y nos proporcionará todo lo necesario para lograr sus planes. Al igual que Moisés, aprenderemos a conocer mejor y amar más al Señor, mientras caminamos en obediencia. Él nos sorprenderá cuando veamos cómo puede usar incluso nuestras debilidades y fracasos para cumplir su voluntad.

Aunque nuestras resoluciones de año nuevo puedan llegar a desmoronarse rápidamente, los planes de Dios nunca fracasarán. Si al iniciar este año, nos proponemos seguir el camino de Dios, en lugar del nuestro, puede que nos sorprenda lo que el Señor haga. En lugar de preocuparnos por tomar una decisión, aprenderemos a confiar, descansar y esperar en Él. Nuestros temores de inferioridad y fracaso disminuirán a medida que experimentemos el poder de Dios trabajando en y a través de nosotros. Ahora es el momento de rendirnos a la voluntad de Dios. Solo empiece dando un paso de obediencia tras otro.

Charles F. Stanley

NO MÁS NONI PARA EL 2018



“NO escuchó la voz, NI aceptó la corrección. NO confió en el SEÑOR, NI se acercó a su Dios.”.
- Sofonías 3:2 (B. de las Américas)

No nos referimos a la Morinda citrifolia, fruta conocida como ‘noni’, la cual posee benéficas propiedades para la salud: alto contenido de antioxidantes, combate infecciones, antiinflamatorio…y pare de contar; Y aunque se exageró en sus beneficios, sin discusión es una fruta provechosa para la salud física; debemos procurar mantenernos saludables físicamente. Pero a veces descuidamos la salud de una parte muy importante: la espiritual.

El título de la reflexión no se refiere a no más fruta, sino a no más permanecer en los NoNi del versículo de arriba donde el Señor señala cuatro ‘noes’ de su pueblo que le causan enfermedad y muerte espiritual. No . . . ni . . . no . . . ni:
  • 1. NO escuchó la voz: Dios habló, pero ellos no quisieron escuchar. Si hay alguna voz que deban oir las ovejas, es la voz del pastor; oír la voz de Dios nos capacita para la vida sobrenatural, Pablo enseña que la Fe se produce cuando escuchamos la Palabra de Dios (Ro. 10:17).
  • 2. NI aceptó la corrección: La corrección ciertamente llegó, pero no la recibieron como parte del amor de Dios. La disciplina del Señor es una respuesta de Su amor por nosotros, y Su deseo para que disfrutemos una vida en abundancia. “..el Señor a quien ama reprende, como un padre al hijo en quien se deleita” Pr. 3:11,12 (BLA).
  • 3. NO confió en Jehová: Dios jamás le dio una razón para que dejara de confiar en Él; Él nunca probó ser infiel o indigno. La Biblia dice que hay absolutamente Alguien que es digno de confianza, nos llama a confiar sin reservas en nuestro Padre celestial, y si usted está pensando en colocar su confianza en alguien más, le digo:“¡Ni en sueños! ¡Nadie ni nada es así de confiable!” Jeremías 17:5,7
  • 4. NI se acercó a su Dios: La peor ofensa es dejada de último. Dios desea una relación con Su pueblo, pero ellos rechazaron Su deseo y se fueron por su propio camino alejándose de Su Dios.
Acercarse no es ir de un lugar a otro, es dirigir el corazón hacia la presencia de Dios; que tengamos comunión con él, que no demos por sentada una vida cristiana lejos de Dios, que Dios no sea un pensamiento distante, sino una realidad cercana y presente.

PUNTO DE ACCIÓN

Digamos como Asaf, quien llegó a comprender que la última bendición en la vida, no es la prosperidad o la ausencia de dolor, sino la presencia de Dios: “¿A quién tengo en el cielo sino a ti?...Puede fallarme la salud y debilitarse mi espíritu, pero Dios sigue siendo la fuerza de mi corazón…En cuanto a mí, ¡qué bueno es estar cerca de Dios!” Salmo 73: 25-28 NTV

A TIEMPO



"¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así."
- S. Mateo 24:45‭-‬46 RVR1960

Quienes tenemos a cargo una familia, un ministerio, un equipo de trabajo, o estámos en honra por tener a otros a cargo, aprendemos de este pasaje, las siguientes enseñanzas:
  • 1) El siervo trabaja en la obra del Señor.
  • 2) Cuando llega a la casa atiende al Señor de la casa: Esto significa que cuando nos ocupamos de la obra del Señor, también tenemos que ocuparnos del Señor de la obra.
  • 3) Es oportuno: Dar el alimento a tiempo significa no solo ser diligente, sino asertivo. Preparar el alimento a tiempo, trae una gran bendición: *"Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su Señor venga, le halle haciendo así."*
  • 4) Uno nunca le da nada a Dios, es Dios quien te da la oportunidad a ti: La palabra clave es "a tiempo".
Punto de acción

Cuando recibes la responsabilidad de cuidar de otros, debes hacerlo a tiempo, ya sea que haya o no personas supervisándote. Dios sabe qué oportunidades te extiende. Que cada cosa que hagas, sea hecha con amor, y en integridad. Como si fuera a ser publicada. Haz las cosas de tal forma que lo hagas para el Señor.

Día tras día la diligencia en buscar al Señor, hará la diferencia: "sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. Mas el que hiciere injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas." - Colosenses 3:24-25 RVR1960


  • UNA ESPERA DIFERENTE



    "Sean como los siervos que están esperando que su patrón regrese de una fiesta de bodas. El patrón viene, llama a la puerta y ellos abren de inmediato. Qué bien les irá a esos siervos a quienes el patrón encuentra despiertos y listos cuando él regresa a casa. Les digo la verdad: el patrón pedirá a los siervos que ocupen su lugar en la mesa, se dispondrá y él mismo les servirá. Tal vez los siervos tengan que esperar hasta la media noche o más tarde, pero les va a ir bien cuando llegue el patrón y los encuentre esperándolo. Recuerden esto: si el dueño de la casa supiera a qué hora viene el ladrón, entonces no lo dejaría entrar a su casa. Así que ustedes también estén listos, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada»
    - Lucas 12:36‭-‬40 PDT

    Ya pasaron las fiestas y se acabó todo el movimiento que implica las celebraciones de fin de año.

    Quizás el año pasado te tocó vivir tiempos difíciles y dolorosos que afligieron tu corazón y se convirtieron en una prueba de fe. Si fué así, aferrate a esta verdad: “Pero olvida todo eso; no es nada comparado con lo que voy a hacer” - Isaías 43:18 NTV

    Es el tiempo oportuno para dejar el pasado atrás y mirar adelante dispuest@ a luchar y conquistar aquellas promesas que Dios te dio a través de su palabra.

    Te animo a trazarte nuevos propósitos, hacer planes y sobre todo a renovar tu confianza y amor a Dios: “En ti estaré protegido, Dios mío, pues tú eres mi fortaleza y protección” - Salmos 59:9 DHH

    Quizás creas que le fallaste demasiado a Dios y que esta vez no te aceptará, pero por su Amor Eterno ¡estás perdonado!: “¿Dónde hay otro Dios como tú, que perdona la culpa del remanente y pasa por alto los pecados de su preciado pueblo? No seguirás enojado con tu pueblo para siempre, porque tú te deleitas en mostrar tu amor inagotable” - Miqueas 7:18 NTV

    Si piensas que tus problemas no tienen solución y parecen empeorar, recuerda que tienes un Dios Poderoso, lleno de misericordia y amor: “Y estamos seguros de que él nos oye cada vez que le pedimos algo que le agrada” - 1 Juan 5:14 NTV

    Solamente deposita tu confianza y tu vida en Dios, comienza este nuevo año dándole el lugar que le corresponde en tu vida, en tu familia y en tu trabajo, decide mantenerte firme en su camino y las bendiciones te alcanzarán, esa es su promesa: “Manténganse en el camino que el Señor su Dios les ordenó que siguieran. Entonces tendrán una vida larga y les irá bien en la tierra donde están a punto de entrar y que van a poseer” - Deuteronomio 5:33 NTV

    Punto de acción

    Responde a las siguientes preguntas:
    • 1) ¿Por qué desierto pasaste el año anterior?
    • 2) ¿A qué ídolos necesitas renunciar?
    • 3) ¿Cuáles fueron las bendiciones que pudiste recoger?
    • 4) ¿Cuáles son las promesas, que debes apropiar?
    "Recuerden esto: si el dueño de la casa supiera a qué hora viene el ladrón, entonces no lo dejaría entrar a su casa. Así que ustedes también estén listos, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada» - Lucas 12:39-‬40 PDT

    TU TESORO



    "...porque donde esté su tesoro, allí estará su corazón."
    - Lucas 12:34 PDT

    Vivir cada día, es una aventura.
    Una aventura en la que no tienes todo el panorama. Y por lo tanto necesitas de un mapa y una brújula. El mapa te indica los sitios por donde debes pasar, y a dónde llegar. La brújula te indica la dirección correcta.

    Siempre que quieras obedecer a Dios, tendrás que definir cuál es tu norte. Así como toda brújula señala al norte, el corazón señala todo aquello que es su tesoro.

    ¿Cuál es tu tesoro?

    “Hijo mío, presta atención a lo que te digo. Escucha atentamente mis palabras. No las pierdas de vista. Déjalas llegar hasta lo profundo de tu corazón, pues traen vida a quienes las encuentran y dan salud a todo el cuerpo.” - Proverbios 4:20-22 NTV

    ¿Quieres tener una brújula exacta para un año lleno de las bendiciones de Dios?

    Aunque en esta vida tengamos problemas, luchas, tentaciones y desafíos, que debemos superar; Dios nos dice que el secreto para tener una vida llena de éxito está en meditar de día y de noche Su palabra.

    “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.” - Josué 1:8 (NTV)

    Si obedeces lo que el Señor te dice, será como seguir una ruta correcta en el mapa de la vida. Nada podrá moverte de tu fe, aunque vengan problemas y situaciones difíciles te mantendrás firme y en su tiempo darás frutos. Serás un cristiano fuerte (1 Juan 2:14); Una persona que se aleje del pecado (Salmos 119:11); y nada te hará dudar de Su Salvación (1 Juan 5:13).

    Hoy quiero invitarte a poner en práctica el consejo que Dios te da y a no despreciarlo: “Hijo mío, nunca olvides las cosas que te he enseñado; guarda mis mandatos en tu corazón. Si así lo haces, vivirás muchos años, y tu vida te dará satisfacción.” - Proverbios 3:1-2.

    Ten en cuenta que tu tesoro está en la palabra de Dios y en obedecerla. Toma una decisión y sé fiel a ella:

    “Escucha bien: ¡hoy te doy a elegir entre una bendición y una maldición! Recibirás bendición si obedeces los mandatos del Señor tu Dios que te entrego hoy; pero recibirás maldición si rechazas los mandatos del Señor tu Dios y te apartas de él y rindes culto a dioses que no conocías.” - Deuteronomio 11:26-28 (NTV)

    Oremos:

    Señor amado, ayúdame a confiar en tu palabra. A vivir conforme a ella y a serte obediente en todo tiempo.

    Reconozco que el tesoro de mi corazón está en meditar en tus consejos día y noche durante el resto de mi vida. Por favor guíame y haz tu voluntad en mi ser. En el nombre de Jesús, amén.

    ESTAR DISPUESTO A PAGAR EL PRECIO



    "Y les envié mensajeros, diciendo: Yo hago una gran obra, y no puedo ir; porque cesaría la obra, dejándola yo para ir a vosotros"
    - Nehemias 6:3

    Si el éxito fuera fácil, todo el mundo lo conseguiría.

    En el éxito no hay atajos, rebajas ni “gangas”. El valor de algo se define por el precio que estás dispuesto a pagar por ello. Y cuando verdaderamente valoras algo, no lo pondrás en peligro fácilmente, porque recuerdas cuánto te costó.

    Nehemías, quien edificó los muros de Jerusalén, dijo: “Estoy ocupado en una gran obra, y no puedo ir"

    ¡Quédate en el muro! Continúa poniendo ladrillos o haciendo lo que sea que Dios te haya encomendado. El progreso a veces conlleva soledad y críticas, pero al exponerte a ambas cosas puede que Dios te esté preparando ahora para un nuevo grado de bendiciones. ¿Lo podrás aguantar? No todo el mundo puede, pero si eres de los que no se quedan en las gradas mirando cómo otros juegan, ¡ve por ello! Dios te recompensará por cada paso de fe que des y por cada sacrificio que hagas.

    Ora con este pasaje:

    "Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar" S.Juan 9:4

    ZAQUEO -D28

    Ver video

    Profundiza:

    1. ¿Cómo me desafía el entusiasmo de Zaqueo?

    2. ¿Cómo refleja mi corazón la forma en la que utilizo mi dinero?

    3. ¿Qué quiere el que yo cambie?

    ¡NUNCA DEJES DE CREER!



    "Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos, y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel.".
    - Números 14:6‭-‬8 RVR1960

    Cuando los hebreos llegaron a las inmediaciones de Canaán, la tierra que Dios les había prometido, luego de haber huido de la esclavitud en Egipto, Moisés envió doce exploradores o espías, a Canaán para investigar y explorar la tierra (un espía representando a cada una de las doce tribus).
    Diez de los espías regresaron y explicaron que sería imposible tomar el control de esa tierra, y que allí vivían gigantes que aniquilarían al ejército hebreo. Sólo dos espías, Josué (de la tribu de Efraín) y Caleb (representante de Judá), regresaron y manifestaron que Dios les ayudaría a que la nación hebrea se asentara en Canaán.
    Josué y Caleb fueron los únicos hebreos adultos que trajeron un informe alentador acerca de la tierra de promisión; ambos sobrevivieron la larga travesía por el desierto y pudieron entrar en Canaán, como premio por su fe en Dios.
    Esta historia narrada por el texto bíblico en el Libro de los Números, nos enseña varias lecciones:
    • 1) Los líderes aprenden a tener una mentalidad propia. Cuidan de otros, pero no tienen una mentalidad gregaria. Josué y Caleb, estuvieron en el grupo de los 12 espías, pero aprendieron a tener voz propia.
    • 2) Los líderes aprenden a imitar el ejemplo de aquellos que van adelante en la fe. Josué aprendió de Moisés. A su vez, Caleb fue bendecido por Josué en la repartición de la Tierra Prometida, al recibir Hebrón como heredad (Josué 14).
    • 3) Los líderes mantienen la confianza en medio de la oposición. Nunca dejan de creer, porque su confianza no está puesta en ellos mismos, sus habilidades o experiencia. Su confianza viene de vivir por revelación y obedecer a la guía del Señor, aún luchando contra el temor:
      "Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis." - Números 14: 9 RVR1960
    Punto de Acción
    Josué y Caleb tuvieron que esperar 40 años para entrar a la Tierra Prometida. Pero su fe se mantuvo intacta. ¿Estás manteniendo la tuya?
    "No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa." - Hebreos 10: 35-36

    CIMIENTOS FIRMES



    "Por que nadie puede colocar otro fundamento que el que esta puesto, el cual es Jesucristo"
    - 1 Corintios 3:11

    Una casa, un puente, una autopista o cualquier otra construcción requiere de estudios especiales, evaluación de suelos, materiales, planificación, pruebas y muchas cosas más que puedan asegurar que lo que vayamos a construir no se caerá rápidamente.

    Nadie que valore lo que está construyendo se animará a poner la primera piedra sin tener por lo menos un esquema de lo que quiere ni utilizará los peores materiales del mercado. Todos sabemos que para que algo perdure en el tiempo debe estar bien construido y se debe usar lo mejor.

    Los cimientos que pongamos serán los que determinen cuán grande pueda ser la obra arquitectónica. Nadie sensato se animará a construir un edificio de 20 pisos con fundamentos de una casa de una planta y menos en suelo arenoso.

    Lo mismo sucede con nuestras vidas, lo que lleguemos a ser y cómo enfrentemos las diferentes circunstancias de nuestras vidas dependerán esencialmente de nuestros cimientos, del fundamento que tengamos. Cuando nos dedicamos a decorar la casa antes de edificar los fundamentos los problemas llegan y se llevan lo poco que hayamos podido adquirir.

    En Mateo 7:24 – 27 hay un relato de dos hombres que construyeron sus casas, uno sobre la Roca al que califica como sabio; y el otro conocido como el hombre necio que edificó sobre la arena. Cuando llegó la inundación el agua golpeó contra la primera casa y no pudo moverla más para el segundo fue grande su ruina.

    Es muy difícil saber qué intensidad tendrán las tormentas o cuánto subirán las aguas en nuestras vidas, pero si nuestros cimientos son firmes, nada nos derribará. Es por eso que la gente que conoce su propósito, que ha edificado su vida con principios firmes, ha podido enfrentar y pasar mejor las crisis de la vida y ha crecido con cada adversidad. En cambio, aquellas personas que viven porque hay que hacerlo, que viven sin un propósito, sin una meta son las primeras en caer ante la más leve tormenta.

    Nuestras vidas son una obra maestra y debemos cuidar de construirlas con los cimientos necesarios para llegar a ser lo que Dios quiere que seamos. ¿Dónde están los cimientos de tu vida?

    “Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?” Salmos 18:31

    El gran secreto para que podamos enfrentar las tormentas de la vida, para que alcancemos nuestros sueños y Dios pueda concretar su propósito en nosotros es que debemos tener cimientos firmes y poner nuestros pies sobre la Roca. cvclavoz

    VISIÓN



    Donde no hay visión el pueblo perece; mas el que guarda la ley, es bienaventurado.
    - Proverbios 29:18

    Helen Keller (Escritora, oradora y activista política) a los 19 meses perdió su vista, pero ella tenía visión.
    Un reportero le preguntó a la Srta. Keller:
    “¿Existe algo peor que nacer ciego?”
    “Sí”
    , contestó ella:
    “Es tener vista y no tener visión.”

    ¿Tienes una “visión” al iniciar un nuevo año?, entonces trata de:
    • 1. Definir metas con Fe y alcanzables: Metas espirituales, intelectuales, físicas, financieras y del trato con otros.
    • 2. Ora por éstas y pide a Dios que se haga su voluntad en cada una.
    • 3. Pide a Dios sabiduría acerca de la dirección que Él desea que tu vida tome.
    Está bien planear y presentarle los planes a Dios, pero no te perturbes por las suposiciones. Las escrituras nos dicen:

    No saben lo que será su vida mañana. (Santiago 4:13-14).

    Dios, en cambio, no está sujeto a estas incertidumbres. Él sabe desde el principio el final. “Que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antiguedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero" Isaías 46:10

    No seas una persona sin visión. Presenta tus metas y planes a Dios, pero descansa en Él y no en tus planes, para que este año no vivas en medio de lo incierto, más bien para que estés confiado en los buenos Propósitos de Dios



    - . - . - . - . -

    AÑO 2018
    !EDIFICA TU FAMILIA¡

    DE OÍDAS TE HABÍA OÍDO...



    »Lo que antes sabía de ti era lo que me habían contado, pero ahora mis ojos te han visto, y he llegado a conocerte. Así que retiro lo dicho, y te ruego me perdones».
    - Job 42:5‭-‬6 TLA

    Para muchos seguir a Jesús es como diría la canción: "Una experiencia religiosa", que puede ser emocional, trascendental e incluso mística. Pero que al ser religiosa depende de sus fuerzas para que ocurra.

    Hay quienes por mucho que lo han intentado, no lo han logrado. ¿Qué faltó?

    El siguiente pasaje pueda traer luz al respecto:

    "Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti. ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía. Oye, te ruego, y hablaré; Te preguntaré, y tú me enseñarás. De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza." - Job 42:2‭-‬6 RVR1960

    ¿Cómo puedes pasar de una experiencia religiosa, a una íntima y personal?

    1) Has sido testigo del poder de Dios: "Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti." - Job 42:2 RVR1960

    2) Te haces consciente de tu propia necedad: "¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía." - Job 42:3 RVR1960

    3) Es evidente que... ¡Necesitas conocer a Dios!: "Oye, te ruego, y hablaré; Te preguntaré, y tú me enseñarás." - Job 42:4

    4) Has conocido a Jesús, pero no te has rendido a Él: El cambio de vida se ha retrasado, como producto de vivir por religiosidad. Necesitas conocerlo íntimamente. Rendirte a él y experimentar la vida nueva que sólo él puede darte: "De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza." - Job 42:5‭-‬6 RVR1960

    El arrepentimiento nos debe llevar a Cristo, para que haya cambio de vida. Por eso el mensaje de los apóstoles sigue vigente: "Asi que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,..." - Hechos 3:19 RVR 1960

    Conclusión

    Te fortaleces espiritualmente cuando vives una relación intima y personal con Jesús. Cuando esto sucede, no volverás a ser nunca la misma persona.



    - . - . - . - . -

    AÑO 2018
    !EDIFICA TU FAMILIA¡

    EL LENGUAJE DE LA FE

    "―¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios? —le contestó Jesús. Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo: ―Padre, te doy gracias porque me has escuchado."
    - Juan 11:40‭-‬41 NVI

    La fe es obediencia, aún cuando no la entiendas.

    En el Nuevo Testamento, hay 1,050 mandamientos, y están todos para tu beneficio. Dios dice cosas como "ama a tus enemigos" y "perdona a las personas que te lastimaron". Eso significa que obedecer a Dios no siempre será fácil ni cómodo, pero siempre te llevará a depender de sus promesas, para poder ser testigo de su amor.

    Eso fué lo que sucedió cuando Jesús le dijo a Marta y las personas a quienes les pidió que removieran la piedra del sepulcro donde el cuerpo de Lázaro habia sido puesto. ¿Cuál fué el resultado? Sólo hasta que ellos obedecieron, y la piedra fué removida, fueron testigos de la resucitación de Lázaro:

    "Conmovido una vez más, Jesús se acercó al sepulcro. Era una cueva cuya entrada estaba tapada con una piedra. ―Quiten la piedra —ordenó Jesús. Marta, la hermana del difunto, objetó: ―Señor, ya debe oler mal, pues lleva cuatro días allí. ―¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios? —le contestó Jesús. Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo: ―Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Ya sabía yo que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que está aquí presente, para que crean que tú me enviaste. Dicho esto, gritó con todas sus fuerzas: ―¡Lázaro, sal fuera! El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario. ―Quítenle las vendas y dejen que se vaya —les dijo Jesús." - Juan 11:38‭-‬44 NVI

    Hay muchos mandatos en la Biblia que parecen difíciles, irracionales, poco realistas, inalcanzables o incluso imposibles. Pero cuando Dios dice "haz esto", debes hacerlo. Cosas como, "deberías guardar el sexo para el matrimonio", a pesar de que estuviera en riesgo la continuidad de la relación si no hay sexo, Él no te lo está diciendo porque esté en contra de tus sueños, o no le importes. Lo dice porque Él es quien sabe más y conoce mejor lo que te hará feliz.

    Cada vez que el Espíritu Santo te de una instrucción a través de su Palabra, esta se constituye en una prueba para tu fe. La pregunta es: ¿Confíarás en lo que Él te dice o confíarás en tu parecer? ¿Confías en la Palabra o confías en lo que otros te dicen?

    Estás comenzando un nuevo año, y esas son preguntas importantes para hacer.
    - ¿Cómo las responderás en el 2018?
    - ¿Cuál es la promesa del Señor para tu vida, para tu familia?


    La Fe es creer aun cuando no podemos ver a Dios, pero también obedecer aún cuando no lo entiendes. Si no aprendes a obedecer, te perderás muchas bendiciones en la vida que Dios tiene reservadas para ti.

    Punto de acción

    Si aprendes a hacer lo que Dios te dice que hagas sin cuestionar, incluso cuando parezca absurdo y sea exactamente lo opuesto a tu tendencia natural, entonces vas a crecer en la fe, y serás bendecido.

    ¡Haz que responder en fe sea tu enfoque para este Año Nuevo!



    - . - . - . - . -

    AÑO 2018
    !EDIFICA TU FAMILIA¡

    COMENZANDO UN NUEVO AÑO



    Tu caminar con Dios no será siempre igual. En lugar de ser parejo, lo cual sería monótono, se parece más bien a una travesía de un inmenso territorio donde hay valles y montañas, cuestas hacia arriba y hacia abajo. Rios y quebradas. Terrenos llanos, quebrados y pantanosos. Pasas por diferentes territorios. Algunas veces subes para acercarte más al Señor. En otras ocasiones tendrás que batallar los tiempos con Él, en medio de muchas otras actividades, lo cual los hará muy espaciados. Al estar cerca de la cima, podrás tomar la decisión de mirar hacia abajo, y no hacia arriba. Lo cual te producirá vértigo y temor a caer.

    ¿Qué recomendaciones tener en cuenta en tu caminar con Dios?
    • 1) Sigue adelante. El recodo en el camino, que no te deja ver lo que sigue, no es el fin, ni tampoco significa que es imposible transitar. Sólo necesitas tener confianza Salmo 32:8-10
    • 2) Mira siempre a Jesús. Cnt 5:10-16
      Date la oportunidad de conocerlo por completo. Conoce sus atributos. Mirar a Jesús te llevará a:
      - Aceptar las cosas que él hace: Job 42:2
      - Rendir tu voluntad, el temor y la pequeñez: Isaias 41:10
      - Soportar con paciencia. No todos los momentos son de satisfacción: 2 Timoteo 4:5
    • 3) No permitas que nada se interponga entre Jesús y tu corazón: Salmo 73:25
    Punto de acción

    No hay nada en el ascenso de este nuevo año que te pueda hacer daño. Si aprendes y practicas el sendero de la voluntad del Rey pastor.




    EL 2018 SERÁ EL AÑO DE CUIDAR DE LAS FAMILIAS
    !EDIFICA TU FAMILIA¡